Comodidad y larga duración. Los platos Koama se presentan envasados al vacío y congelados, por lo que tienen una vida útil de un año en el congelador. En frigorífico (entre 0 y 4oC), pueden conservarse casi todos los productos hasta 21 días en su envase original.

Una preparación fácil y sencilla. Sólo son necesarios 5 minutos para culminar la preparación y presentación del plato ante el cliente.

Descargar catálogo