Nos dedicamos a la distribución de productos semiterminados y terminados que requieren frío negativo con destino en la industria de la panadería, pastelería y restauración. Operamos en la Comunidad de Madrid y Comunidades limítrofes, poseyendo dirección central en Madrid Capital.

Ocupa en su sede social instalaciones sobre una superficie de 10.000 metros cuadrados, con una capacidad de 2.800 metros cúbicos de frío negativo.

Cumplimos con todas las normas de calidad exigidas en todo el proceso de distribución, seleccionando solo productos excelentes que se caractericen por su sabor y textura una vez decongelados y en el plato del consumidor. Disponemos de una red de distribución de amplio alcance, eficiente y rápida con servicio en Madrid y comunidades limítrofes.